Infusión frutal como digestivo




Una genial manera de tomarse un digestivo, que hará que se sienta mejor, tanto después de comer como en cualquier momento. Se trata de una infusión frutal que se puede hacer muy fácilmente con los ingredientes que seguro ya tienes en tu casa. 





Para hacerlo necesitaremos: 
Ingredientes para 2 pax
  • 200 ml de agua 
  • 1 piel de manzana
  • 1/2 piel de naranja
  • 10 gr de jengibre 

Preparación
Se echa el agua en un cazo, las pieles y el jengibre. 
A fuego alto con una tapadera, hasta que hierve.
Cuando alcanza el punto de ebullición, se apaga el fuego, y se deja tapado 5 minutos para que se infusione. 

Es altamente recomendable después de comidas pesadas o antes de irse a dormir. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario